Estudiar detenidamente la forma de encarar cada encargo que llega a las manos de 3DM, es una parte constitutiva de nuestro ADN como empresa de servicios. Cada proyecto representa un desafío por partida doble.  Por un lado, pensar qué "historia" nos van a contar las imágenes, potenciando sus mejores cualidades, imaginando su mejor momento del día, reflejando el clima que nos quieran expresar.  Por otro lado, lograr el equilibrio en la trinidad Precio-Tiempo-Calidad, clave para llegar a la total satisfacción del cliente y principal objetivo en 3DM ya que un cliente satisfecho es un cliente que vuelve.